lunes, 22 de agosto de 2011

I Ultramaratón del Ebro, Disfrutando el Rio!!!

Tras las metas planteadas este año, y culminadas con éxito (Cto España Aguas Abiertas y Rapperswil-Zurich Lake), me había planteado un pequeño descanso y completar algunas travesias de la zona, pero me encuentro bien, y con muchas ganas de más, y ese es el motivo de embaucarme en nuevos proyectos, y si además vienen de mi "loco" amigo Daniel Leiva, pues, ....¿porqué no?
Así fue como tras una breve conversación con él ya estaba inscrito en la " I Ultramaratón del Ebro", una prueba que íbamos a "probar" unos pocos colgados por la natación con vistas a oficializarla de cara al 2012.
El planteamiento era salir de Xerta y descender (o a veces remontar) el Ebro hasta Deltebre, una pequeña localidad muy próxima a la desembocadura, en total 40,3Km.


Tras ver el planteamiento y la ilusión depositada en el evento no me lo pensé dos veces, y más si le sumo la ilusión de mi amigo Daniel Ponce en poder nadarla, así que quedamos en nadarla juntos, junto a 5 nadadores, y grandes deportistas como Daniel Leiva (cerebro y precursor de esta locura), Robert Mayoral, Cándido Díaz, Jaume Adell y Joaquim Verdalet. Y acompañados por unos Kayakers de lujo del Club Xino-Xano de Deltebre, y con la ayuda de Lluis Saura y Roberto Ortíz (kayakers improvisados, fotógrafos, asistentes, animadores, etc...). Con Daniel y conmigo estuvo un Kayak doble con Andreu y Mª Paz, que ya sabe muy bien como acompañarme, alimentarme, ayudarme, animarme y hacer que todo sea mucho más fácil (Gracias Pollo!!!).




Tuvimos todo lo necesario para ser un gran reto, Kayaks  individuales y personalizados con nuestros nombres, club, dorsal, patrocinadores (muchos),etc... fotógrafos,....

Tras un leve retraso por causas ajenas el reto dió comienzo a las 10:30 de la mañana (luego llegamos a la conclusión que demasiado tarde).
Comenzaba el placer de nadar en el rio, disfrutar del paisaje y de las limpias aguas ( a pesar de haber bajado considerablemente el caudal y tener como compañía de nado las algas que se nos enredaban constantemente), así como de una gran compañía en el agua y a bordo de los kayaks.
Dani y yo comenzamos cómodos, deslizando, acompañados por Robert Mayoral a quien alcanzábamos y nos daba alcance, y así fuimos las primeras dos horas y poco, intentando captar la poca corriente que llevaba el rio, hasta que llegamos a Tortosa. Avituallábamos cada 30 minutos, sin tocar embarcación, a base de sales y energético Science For You Survival, los sandwiches de nutella que Dani había preparado y plátanos. Hasta Tortosa todo genial.


A partir de Tortosa el rio comenzaba a parecer embalse y las aguas se enturbecían considerablemente, en ocasiones mucho, y la profundidad también aumentaba, los paisajes seguían siendo espectaculares, y el sol nos quemaba soberanamente todo el cuerpo, con un agua que rondaba los 28ºC.

El gorro nos comenzaba a estorbar y nos desprendimos de él sobre las 4 horas, y el bañador no fue al kayak por no quemarnos el trasero, que ya ha acumulado un contraste considerable con el resto del cuerpo.

Sobre las 4 horas Dani y yo estábamos genial, pero era el viento el que comenzaba a hacer que el rio fuera hacia arriba, en lugar de lo que parece más lógico, cada vez que parábamos notábamos que no nos desplazábamos, incluso nos daba la impresión que íbamos rio arriba. El oleaje que producía el viento era casi tanto o más incómodo que el del mar en días de temporal, ya que nos azotaba totalmente de frente.
Se iban sucediendo los puentes (pero no nos llevaba la corriente), y a las 5horas 45minutos teníamos Amposta casi alcanzada, pero nos comunicaban que el resto de nadadores iban a intentar llegar allí y salir del agua.
Era casi imposible llegar a Deltebre en esas condiciones, y la verdad es que parecía lógico, nos restaban 13 Km hasta la meta, con viento y corriente en contra y sin posibilidad de abandonar antes de llegar porqué no había accesos al rio. Además se sumaba que los kayakers estaban contratados para 6 horas, que ya estaban superadas con el retraso de la prueba, y varios inconvenientes más que nos obligaron a dar por finalizada la Ultramaratón en Amposta. Fueron 27Km, en 6 horas justas para Daniel Ponce y para mi, Robert llegó en 6 horas 29minutos, y resto fue recogido a pocos metros de Amposta. Daniel Leiva, que ya estaba lesionado aguantó 18 km, lo cual me parece una pasada!!!


Las sensaciones has sido muy buenas, hemos disfrutado de la flora y fauna que ofrece el rio, y de los increibles paisajes que solo desde dentro se pueden observar. Además de tener como compañero a Daniel Ponce, que ha recorrido los 27Km con ilusión y entusiasmo y del que no he escuchado ni una queja o dolor alguno, todo un campeón al que le esperan grandes retos. Ha sido un placer compartir la prueba contigo y estoy seguro que no será la única. Así como haber conocido a todos los integrantes del Reto, espero veros pronto!!!

Y tras otra prueba larga, dura y finalizada satisfactoriamente, me siguen viniendo a la cabeza más y más retos.....todo esfuerzo tiene su recompensa, solo que hoy he disfrutado, no he sufrido y además he conocido a una magnífica gente, que más se puede pedir!!!

Gracias a todos!!!! en especial a Daniel Ponce, que ya puedes considerarte un gran fondista, y a Daniel Leiva por contar conmigo para estas "locuras", recupérate de la lesión y a pensar en el 2012, la que vas a liar.

1 comentario:

  1. Envidia sana ¡¡¡ estais lokosssssssss ¡¡¡ sois nuestro estandarte, enhorabuena a todos por la machada realizada, que le den al rio por no dejarse descender...el se lo pierde, jejeje.

    Nos vemos, saludos crak.

    ResponderEliminar